Cuba demuestra amplio ejercicio legislativo coherente con la Constitución

La Asamblea Nacional someterá a aprobación, durante el III periodo ordinario de sesiones, no solo la Ley de Pesca, sino también la Ley de Símbolos Patrios y la Ley Electoral. Este amplio ejercicio legislativo, dijo el Presidente, evidencia una coherencia con la sustentación de la nueva Carta Magna del país

La significación de esta Asamblea, signada por la discusión de tres leyes sometidas a debate para su aprobación por los diputados, fue resaltada por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, durante la discusión del dictamen sobre el proyecto de Ley de Pesca, que tuvo lugar en la comisión Agroalimentaria del Parlamento cubano.

La Asamblea Nacional someterá a aprobación, durante el III periodo ordinario de sesiones, no solo la Ley de Pesca, sino también la Ley de Símbolos Patrios y la Ley Electoral. Este amplio ejercicio legislativo, dijo el Presidente, evidencia una coherencia con la sustentación de la nueva Carta Magna del país.

Puntualmente sobre el proyecto de Ley de Pesca, el mandatario expresó que es «una ley necesaria, que había que actualizar y atemperar a las condiciones del país, y también a los convenios que Cuba tiene a nivel internacional». Asimismo, destacó la necesidad de incluir a los actores del sector no estatal dentro de la actividad pesquera en la Isla.

Además, destacó que se han incorporado elementos como la investigación e innovación científicas y los encadenamientos productivos, e instó a potenciar la acuicultura y a rescatar el cultivo de especies en todos los sistemas de estanques, así como a potenciar la oferta y brindar servicios de calidad.

Díaz-Canel enfatizó también en el carácter democrático que tuvo el proceso de consultas del proyecto de Ley, analizado a profundidad en comunidades pesqueras. En este sentido, aseveró que las consideraciones de los trabajadores del sector no solo enriquecieron el texto, sino que contribuyeron a dilucidar, incluso, cómo se debe aplicar una vez aprobado.

Por su parte, Iris Quiñones Rojas, titular del Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal), explicó que el proyecto de Ley de Pesca reconoce tanto a las formas de gestión estatal como a las no estatales dentro del sector pesquero en el país. Esta ley, dijo, mandata al Minal para promover y aprobar los programas de desarrollo que permitan el incremento de la producción en este renglón.

De acuerdo con el dictamen, la Ley de Pesca establece las regulaciones para el adecuado ordenamiento, administración y control de esta actividad, en función de la conservación y el aprovechamiento racional de los recursos hidrobiológicos en las aguas marítimas, fluviales y lacustres de Cuba.

AGRICULTURA: UN SECTOR IMPRESCINDIBLE PARA LA ECONOMÍA

La importancia del sector agroalimentario fue ratificada por Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, ante los diputados de la comisión Agroalimentaria, quienes analizaron el proceso inversionista aprobado en el plan de la economía para 2019.

Valdés Mesa elogió las inversiones ejecutadas en Cienfuegos, principalmente en el puerto, para la transportación de muchas materias primas, tanto para la industria nacional como para las exportaciones, y señaló que deben cumplirse los plazos pactados para concluir lo programado en los planes.

«Las inversiones deben hacerse bien», advirtió, y pidió aprovechar al máximo los encadenamientos productivos para que los ingresos de las exportaciones se puedan revertir en la producción.

Explicó que se crean plantas para la fabricación de alimento animal a partir de los piensos nacionales, porque es un encargo estatal incrementar los

volúmenes de carne porcina para que la industria pueda procesarla y convertirla en embutidos y cárnicos para ofertarle a la población. Exhortó a tomar las experiencias de las empresas mixtas y extenderlas a otras industrias del país.

Más adelante habló de la necesidad de la integración de la producción agropecuaria al desarrollo estratégico de la industria alimentaria. Argumentó que el bloqueo tensará el proceso inversionista al crear dificultades en la adquisición de materiales necesarios y de divisas para darle continuidad. Ante ello debemos pensar correctamente las inversiones y ejecutarlas bien, para que sean realmente efectivas, añadió.

También manifestó que nunca se renunciará a la modernización, pero hay que tener en cuenta las reparaciones y los mantenimientos para alargar la vida útil de los equipos que hoy producen.

Significó que, a pesar de los obstáculos, se avanza en los planes de desarrollo que más impactan, como la Zona Especial de Desarrollo Mariel, los megaproyectos para el turismo y otros sectores que constituirán fuentes de ingresos para el país en los próximos años.

En el informe presentado a los diputados se destacó que para este año se aprobaron inversiones en el sector agroalimentario por valor de 91 millones 747 120 pesos, de ellos 16 millones 610 000 pesos están destinados a modernizar la tecnología, lo cual va a impactar favorablemente en los indicadores productivos.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.